miércoles, 28 de febrero de 2018

Vicente Bondia Perales "Civereta"


Hoy nos deja un hombre hecho de sensibilidad, arte y poesía: Vicente Bondia Perales.
Quiero dedicar unos apuntes históricos y biográficos que el mismo Vicente relató y recitó como él solo sabía hacerlo, con su voz profunda y timbrada.


Aquel día el maestro don Alejandro vio en aquel alumno posibilidades para que se aprendiera aquellos versos para el festival que se iba a celebrar en el Cine del Huerto. Durante aquellos días el joven Vicente Bondia lo memorizó y llegado el momento lo recitó lleno de nervios:

“Padre, si se va el abuelo
no le dé entera la manta.
Saque usted el cuchillo y corte.
Que con la mitad ,le basta.
Ten compasión, hijo mío:
Mira que está vieja y mala…..
No importa, padre, no importa,
que algunas peores se gastan. 
Y así la mitad restante
desde hoy podrá guardarla,
para cuando usted sea abuelo,
por si acaso le despachan.

Y al oír estas palabras lloró
abrazándole el padre.
Y el abuelo quedó en casa.

 “Más no espere frutos buenos,
quien da malas enseñanzas”


Una vez acabó, salió corriendo lleno de vergüenza. Así fue la primera actuación del hijo de Vicente Bondia Civera y María Perales Mas. Gustó tanto su forma de recitar que a partir de entonces lo llamaron para representar “Una limosna por Dios” y “El Lazarillo de Tormes”. Después vino “El Belén”, en la que Vicente Bondía Perales interpretaba dos papeles. Para aquella obra Pascual Palés fabricó el trono del Rey Herodes y José Elías Rodilla interpretó el papel de diablo. Fue precisamente con su padre, don Crescencio Rodilla, con quien estudió Vicente Bondia. Quedan para el recuerdo aquellas canciones que el maestro le enseñó, como aquella adaptación de “El Patio de mi casa” que decía: “Si el niño es perezoso, orejas le saldrán…”. Después estudiaría contaduría en la Academia Serna de Manises. 

(Foto: familia Bondia)

Vicente Bondia rezumaba su pasión por los cuatro costados. Sus clientes lo recuerdan cantando coplas y recitando pasajes de las obras que representaba. Nunca una tienda en Quart tuvo el arte tan presente. Seguramente, y en otras circunstancias, la vida lo hubiera situado en el mundo profesional como actor notable. Aún así paseó con dignidad el oficio como el grande que era. Contaba en una ocasión que los sábados por la noche acudía a las representaciones del Teatret del Casino con el tiempo justo, dado que los sábados era el día de cobro y las clientas acudían a saldar sus deudas en la tienda que gestionaba. También los domingos había representación sobre las 18:30 horas, después de Misa.  

Vicente Bondia Perales perdió a su padre un 30 de marzo de 1948, a la edad de 72 años y el joven Vicente tuvo que hacerse cargo del negocio familiar. En aquel momento Miguel Espinós le dijo: “tú no te acobardes, al principio parecerá difícil pero vas a hacerlo muy bien. Si necesitas ayuda yo te ayudo pero no te acobardes”. Y Vicente no se acobardó e hizo de su tienda de comestibles un referente. De sus palabras rescato la descripción de su querida tienda:
«Había un mostrador que se partía en dos, con una puertecita de madera. Dos toneles de vino, un serpentín, una carbonera, alpargatas de careta, un mueble con departamentos y gaseosas, salvado, maíz, cebada, lejía a granel…» Su tienda tuvo el primer congelador que vino a Quart de Poblet. Después hizo reforma.

(Foto: Paco Colomer)

Vicente Bondia Perales, siempre serás el hombre de la buena palabra y la eterna sonrisa. Me siento privilegiado por disfrutar y compartir de esos buenos ratos de conversación y aprendizaje. Te echaré de menos, Vicente. Ha sido un placer coincidir en esta vida. Gracias por todo y buen viaje.



Vicente Bondia Perales (18-7-1928 / 27-2-2018)

martes, 23 de febrero de 2016

Don José Tomé Palomar






Contiguo a la casa de Betania y muy cerca de las casas del castillo se encontraba en la plaza de la Cruz número 13 un antiguo pósito que la Dirección General del Ramo donó al municipio para que fuera destinado a la enseñanza. Pese a que el viejo lugar no reunía condiciones higiénicas ni pedagógicas como para poder ser considerado Escuela, lo era y en aquella Escuela Nacional de primera Enseñanza impartía sus clases don José Tomé Palomar, un profesor de cincuenta y dos años natural de Guardamar de Segura—hijo de Manuel Tomé y Carmen Palomar—. Él y su esposa Aurora Ramos Zaragozá llevaban lo menos nueve años en Quart de Poblet. Aquel lugar poco tenía que ver con aquellas instalaciones que en su momento don José tuvo en el Grupo Escolar Lenin de la vieja calle Rusia—hoy de Pizarro—. Aún así don José conseguía en aquellas estrecheces despertar voluntades y pasión por el conocimiento a unos alumnos que el hambre y la tisis se iban llevando con impotencia. 

El 3 de septiembre de 1942 apareció en la Escuela el alguacil buscando al grupo de alumnos que ya esperaban a don José para dar su clase:
—Niños, iros a casa. No hay clase. A don José lo ha matado un tranvía.

El maestro venía a Quart cuando a eso de las nueve de la mañana fue atropellado frente al número 119 de la calle Guillén de Castro de Valencia por el tranvía que debía traerlo. 
Al día siguiente el vecino Mariano Devis instaló una capilla ardiente para el bueno de don José entre una gran conmoción popular. Los afectados niños habían perdido al hombre que tan bien había sabido ganarse el corazón de todos ellos.  

Dieciocho días más tarde, Josefa Raquel Pérez Muñoz, la Superiora de las Cooperadoras de Betania, solicitaba al ayuntamiento que se les vendiera el edificio que el difunto don José estuvo utilizando para Escuela para levantar un edificio destinado a alojamiento de los aspirantes al Sacerdocio.

domingo, 3 de enero de 2016

#Día 14 de abril de 1953:


Tras llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento, Tomás Arnau Alcaide aprovechó que iba a realizar obras en el interior de su vivienda del número seis de la calle de Nuestra Señora del Pilar para derribar la pared del Portalet . Fue el 14 de abril de 1953. El vacío del Portalet dejó cierta anchura como para que pudieran acceder los vehículos hasta la misma plaza de la iglesia. 

martes, 10 de noviembre de 2015

Rosa Valldecabres Sanmartín

Hija de Juan Bautista Valldecabres Consergues y Rosa Sanmartín Juan, "la Torta".
Casada con José Espinós Sancho (1834-1897).

María Rosa Valldecabres Sanmartín nace en 1839 y fallece a la edad de 84 años el día 22 de marzo de 1923 a las cinco de la mañana a consecuencia de una asistolia en la calle de San Onofre número 28, habiendo recibido los Santos Sacramentos de Penitencia, Viatico y Extremaunción que le administró el párroco Don Vicente Vazquez Muñoz.
Hermana de Bautista Valldecabres Sanmartín (1836-1873), Onofre Valldecabres Sanmartín (1843-1920), Vicenta Valldecabres Sanmartín (1855-1945), Ana María Valldecabres Sanmartín (1854-?), Francisca Valldecabres Sanmartín (1858-?), Antonio Valldecabres Sanmartín "el tio Tort".
Madre de José Matías Espinós Valldecabres, Bautista Espinós Valldecabres, Salvadora Espinós Valldecabres, Onofre Espinós Valldecabres, Joaquín Espinós Valldecabres.

Fue enterrada el día 23 de Marzo de 1923. Está enterrada en el nicho nº234, propiedad de Joaquín Espinós Valldecabres.

sábado, 3 de octubre de 2015

#28 de mayo de 1945:


La mañana del 28 de mayo de 1945 sonó por primera vez la sirena de la nueva fábrica de refractarios que se había instalado junto a la vía del tren. 

#13 de agosto de 1911:

Una niña de dos años, llamada Mercedes Vilata Tárrega, tuvo la desgracia de caer en una balsa de la fábrica de ladrillos de José Sanmartín, pereciendo ahogada.

sábado, 24 de enero de 2015

1914:

En 1914 Quart de Poblet tiene 1814 habitantes de h. y 1808 de d.; á 7 kilómetros de la cab. de partido y 6 de la capital; carretera de Madrid a Castellón. Producción: cáñamo, trigo y vino.

Albañiles: 
-Jose Coll (C/San Onofre) 
-Antonio Monzó (Plaza de la Constitución)

Ladrillos Vidriados:  
-Miguel Coll (C/Trafalgar)
-Domingo Morante ( C/Colón)
-José Ramírez (Plaza de la Iglesia)
-Onofre Valldecabres Sanmartín.

Carnicería: 
-Ramón Alandí (Plaza Constitución)
-José Andreu (Plaza Constitución)

Carpinterías: 
-Pascual Palés (Plaza Constitución)
-Antonio Viguer (C/ Trafalgar)

Constructor de Carros: 
-Marcelino Gabaldó (C/Trafalgar nº4)

Comestibles: 
-Antonio Andrés (Plaza Constitución)
-José Coll
-Antonio Companñ, (C/ Colón)
-Cayetano J. Botet
-Onofre Puchades (Plaza Constitución) (EL HOSTAL)
-Cooperativa “La Paz” (Plaza Constitución)
-Onofre Espinós (C/Colón)
-José Sancho (C/Trafalgar)

Establecimientos de Aguas medicinales:  
-José Garcerá Samper Hermanos (C/Colón)

Estancos: 
-Onofre Grafiá (Plaza Constitución)

Harinas: 
-Ramón Real Martín, (C/Libertad) (MOLI DE REAL)
-Viuda é Hijos de Pedro Rubio, (C/ Valencia)

Panaderías: 
-Miguel Coll Rius (C/Trafalgar)
-Mariano Sanmartín (C/Colón)
-Onofre Tomás Sancho (C/Colón)

Peluquerías: 
-Ricardo Castelló.
-Antonio López Ferreres.
-Rafael López Ferreres.
-Anselmo de Santaemilia Expósito (Ortiz).

Posadas: 
-Onofre Puchades (Plaza Constitución)
-José Sanchis (C/Trafalgar) (el actual ayuntamiento, en realidad es José Sanz y fue alcalde)

Sociedades: 
-De la Amistad (C/ Trafalgar)
-Gremio de Labradores (C/Pizarro)
-La Paz Obrera Agrícola (Plaza Constitución)


Herrerías: 
-José Gabaldó (C/ Hernán Cortés) ("El Pati")
-Bautista Mir (C/Colón)
-Marcelino Gabaldó (C/Trafalgar)

Médicos: 
-Joaquín Gozalbes Silvestre (Plaza Constitución) (encima del Hostal de Puchades)

Tabernas: 
-Pascual Bertomeu (Trafalgar)
-Cayetano J. Hotel, (Colón)
-Onofre Espinós (C/Colón)
-Onofre Puchades (Plaza Constitución)
-José Sancho (Trafalgar)

Tejas y Ladrillos: 
-Manuel Alcácer (C/Estación)
-Onofre Sanmartín, (C/Colón)
-José Sanmartín (Ladrillares , 7)
-José Valldecabres (Plaza Constitución)  (Murió el año anterior, en 1913)